Mi reflexión ante el comunicado de los hijos de Coré

Hola amigos!!! Al enterarme de vuestra “retirada” permitidme compartiros esta opinión que nunca defenderé como verdadera aunque lo fuera para mi.

Lo primero, respeto y conformidad por vuestra decisión.

Lo segundo, que no me sorprende: hoy, vosotros; ayer, otros; mañana, serán más. Esta fórmula para evangelizar el rock, a los millones de rockeros y a todo su amplio entorno; no tiene el reconocimiento y el consiguiente apoyo: ni de los que ya están evangelizados, y mucho menos, de los que se pretende evangelizar.

Sin ánimo de generalizar, diré que los primeros opinan que dicha fórmula de evangelizar es incorrecta e incluso pecaminosa; los segundos, la suelen rechazar de plano porque atenta al corazón de su filosofía, cultura, creencias, etc.

Los católicos (recuerdo q no generalizo) reconocen y apoyan solamente músicas suaves. La energía, el poder y la fuerza (esencia del rock) las rechazan al considerarlas contradictorias a la personalidad de Cristo y de los cristianos; a pesar de que Cristo, además de suavidad de cordero, también es fuerza de león.

Por todo lo cual, como dije más arriba, no me extraña que muchos de los que intentan incar el diente en este “pastel”, muchas veces amargo, de evangelizar con música, acaben cansados o indigestados.

Os doy las gracias por todo lo que el Señor me regaló por vuestro medio.

Me permito afirmar con todo convencimiento que hacer la voluntad de Dios, es la evangelización más eficaz.

Que se cumpla en vosotros y en todos su voluntad.

Un saludo de paz!!!