“Europa sé tú misma” (Juan Pablo II 09/11 de 1982)

CERRAR LA PUERTA AL SEÑOR DE LA VIDA, JESUCRISTO, IMPLICA ABRÍRSELA AL SEÑOR DE LA MUERTE, EL DIABLO. POR ESTA RAZÓN, ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE, ESDECIR, EN PERMANECER VIVO O MUERTO, SE DEBATE NUESTRA EXISTENCIA. LO NATURAL ES QUERER LA VIDA POR SER BELLA, ALEGRE Y DIÁFANA; A LA VEZ,  DESPRECIAR LA MUERTE POR […]

Más